01.06.07 // Novedades, NOVEDADES

Asociaciones de usuarios reclaman regularización inmediata del ENARGAS

El funcionario removido ayer había sido designado de modo irregular, fuera de toda convocatoria abierta, sin reunir los requisitos de idoneidad técnica requeridos y sin la consulta debida al Congreso. Estas organizaciones habían efectuado este planteo a mediados de 2006 ante la jueza federal Clara Do Pico en una causa que se encuentra a estudio.

Con la remoción de Fulvio Madaro se presenta una oportunidad importante para que el ENARGAS vuelva a la normalidad y se disponga el nombramiento de todos sus miembros por concurso público y con la debida intervención del Congreso de la Nación.

En su momento, el Poder Ejecutivo dispuso nombramientos provisorios por la imposibilidad de designar a los directores del ente de manera regular. Sin embargo, han transcurrido cuatro años sin que se concluyan los concursos públicos requeridos. La secretaria de Energía convocó en dos oportunidades a los concursos pero éstos fueron suspendidos por el Ministerio de Planificación. Al momento, no se tiene ninguna información sobre algún nuevo concurso.

Por otra parte, las asociaciones denuncian que los integrantes del directorio no cuentan con la idoneidad requerida por el marco regulatorio de gas. Esta ley prevé que los directores deben tener experiencia mínima de CINCO años de trabajo en funciones ejecutivas, técnicas o académicas en el Sector de Energético. Mario Videl (primer vocal), Carlos Abalo (segundo vocal) y Ricardo Velasco (tercer vocal) no cumplen con ese requisito.

A su vez, si bien la facultad de dictar los actos de designación y remoción corresponde al Poder Ejecutivo Nacional (PEN), la ley es clara en cuanto a la exigencia de que éste debe comunicar los fundamentos de su decisión a una Comisión Bicameral competente, conformada de acuerdo a estándares establecidos. Asimismo, establece que la Comisión deberá emitir opinión sobre la designación propuesta dentro de un plazo fijado al efecto, algo que no sucedió.

En todos los procedimientos administrativos, cuya resolución actúe el Directorio del ENARGAS, se viola el debido proceso, en virtud de la anomalía en el nombramiento de la autoridad administrativa que resuelve.

“Las irregularidades cometidas en el marco de la causa que determinó la convocatoria a declaración indagatoria del Presidente del Enargas son consecuencia directa de la falta de adecuación del organismo a la ley que la debe regir. No necesitamos directores del ente nombrados y destituidos “a dedo”, requerimos tener entes autónomos”, sostiene Ezequiel Nino, co-director de ACIJ.

Deje un comentario