01.12.10 // Novedades, NOVEDADES

Amparo por la Villa 21-24 (Tiempo Argentino)

La ACIJ (Asociación Civil para la Igualdad y la Justicia), junto a la Defensoría General de la Ciudad de Buenos Aires, presentaron una acción de amparo colectivo contra el gobierno de la ciudad. En la demanda, solicitaron al Ejecutivo porteño diseñar y ejecutar un plan integral que asegure el acceso adecuado, seguro, suficiente y continuo del servicio de energía eléctrica de los habitantes de la Villa 21-24.

“Además, se pidió que se dicte una medida cautelar ordenando al gobierno implementar un protocolo de actuación para responder a las emergencias que se producen por la deficiente provisión del servicio en el barrio”, explicó Celina Giraudy, integrante de ACIJ, en diálogo con Tiempo Argentino. Y agregó: “Los habitantes de esta villa reciben el servicio con estándares de calidad incomparablemente peores a los que reciben los usuarios del resto de la ciudad.” Tal como denunció Tiempo en una investigación publicada el sábado 6 de noviembre, la situación eléctrica del barrio es gravísima. La precariedad de las instalaciones genera un riesgo eléctrico constante, tanto para los vecinos como para sus bienes.

El último relevamiento de la Defensoría del Pueblo señala que el 100% de los encuestados sufre interrupciones en el suministro del servicio eléctrico, el 81% lo afecta la baja tensión, el 33% dijo tener cortes todos los días de la semana, el 96% de los hogares carece de medidor, el 60% no tiene de dispositivos de seguridad eléctrica, el 58% tuvo pérdidas materiales por problemas eléctricos y el 54% de los encuestados convive con personas enfermas, de las cuales el 67% precisa medicamentos refrigerados.

Además, siete personas manifestaron que sus paredes están o estuvieron electrificadas, cinco declararon haber sufrido explosiones y tres sufrieron incendios.

Por otra parte, el ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad) también destacó en un informe del año 2009 que “la situación de seguridad eléctrica en el interior de la villa y de las viviendas que la componen es muy precaria (…). Esto configura una situación de riesgo general y una falla puede ocasionar graves consecuencias”, como “daños a bienes y personas por incendios, electrificación de rejas y paredes, electrocución por contacto directo con cables colgando y por manipulación de instalaciones inadecuadas”.

El informe del ENRE fue presentado a principios de 2010 ante los organismos locales a cargo de la provisión del servicio eléctrico en las villas de la ciudad y fue, incluso, notificado personalmente al jefe de gobierno, Mauricio Macri, y al jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.

Ninguno de los organismos comunicados brindó una respuesta suficiente y adecuada a los planteos formulados por lo que, frente al fracaso del proceso de negociación iniciado, la ACIJ y la Defensoría del Pueblo decidieron recurrir a la justicia porteña.

Por Manuel Alfieri

Tiempo Argentino

Deje un comentario