12.09.10 // Igualdad Educativa (medios)

A un mes de iniciado el conflicto, los estudiantes no ceden y van por más

Unos 200 alumnos se reunieron en una asamblea y decidieron volver a ocupar establecimientos desde mañana. Además cortarán calles y marcharán con universitarios. El jueves, una gran movilización con los docentes.

Por Diego Igal

Pese a que hoy se cumple un mes desde que comenzó el conflicto, con la primera toma de un colegio (el Manuel Belgrano), los estudiantes porteños van por más y desde mañana volverán a ocupar establecimientos y terminar de unificar la protesta con universitarios, terciarios e incluso con algunos docentes que el miércoles y jueves realizarán un paro en el distrito. Todos marcharán el jueves, con motivo también del 34 aniversario de La Noche de los Lápices, e incluso comienzan a despertar la solidaridad activa de alumnos de Mendoza, Córdoba y Formosa. La asamblea que ayer celebraron unos 200 representantes de unos 50 colegios, bajo la organización de la Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios en el colegio Mariano Moreno, es un reflejo de que la modalidad y las demandas de los jóvenes suma adhesiones y energías.

Según contó a Tiempo Argentino un delegado, las tomas volverán mañana, y hasta el jueves, en alrededor de 23 y 27 establecimientos. El martes realizarán cortes de calles junto a estudiantes de facultades de la UBA que también están en conflicto (Ciencias Sociales, Arquitectura, Psicología, Filosofía y Letras e Ingeniería), en tanto que el jueves participarán de la marcha nacional en la que además habrá docentes y no docentes.

Al parecer, lo que cambiaría es que se dictarían clases en los colegios tomados, pero dependerá de lo que decidan las asambleas que se hagan en cada escuela. El ministro de Educación Esteban Bullrich, por otro lado, rechazó volver a reunirse con delegados de los representantes y prefiere dialogar con la comunidad educativa de cada escuela. El viernes no los recibió cuando marcharon desde el ministerio nacional al porteño.

Los estudiantes reclaman por mejoras edilicias cuya finalización está prometida hace años. Pero también por cómo se ejecutan los fondos. “La subejecución en obras de infraestructura escolar afecta en mayor medida a las zonas más pobres de la ciudad, porque es allí donde se registran los mayores problemas de falta de vacantes, falta de escuelas de jornada completa y reubicación en escuelas lejanas. Esto viola el derecho a la educación, el derecho a la igualdad de esos/as niños/as y la obligación estatal de destinar el máximo de los recursos disponibles al cumplimiento de los derechos”, denuncia Dalile Antúnez, coordinadora del equipo de trabajo del programa Igualdad Educativa de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, una de las ONG que hace seguimiento del cumplimiento del presupuesto.

La ACIJ contabilizó que entre 2005 y 2009 se subejecutaron más de $ 300 millones destinados a infraestructura escolar, y alertó que en otras áreas no relacionadas con el cumplimiento de derechos fundamentales como la educación “no se hace depender el gasto de un ingreso de recursos que puede o no producirse (por ejemplo, el presupuesto previsto para publicidad para 2010 no dependía de la venta de otros bienes del Estado)”.

Tiempo Argentino

Deje un comentario