05.04.10 // Novedades, NOVEDADES

“Las causas se manejan en la oscuridad” (El Cronista)

Villanueva destaca, además, que las causas por enriquecimiento ilícito del matrimonio Kirchner están cerradas. –¿Por qué se demoran tanto las investigaciones por corrupción?

 –Por un lado se puede decir que hay una explicación más sistémica, que tiene que ver con que el código de procedimientos es viejo y por la ausencia de preparación técnica y de recursos. Pero además existe una cuestión política ligada a que el Poder Judicial opera ligado al poder de turno, y hablo tanto del poder político como del económico, porque no quieren la confrontación. Entonces, cuando, por ejemplo, el Gobierno es fuerte se producen demoras, y cuando se está en el llano avanzan las investigaciones. Allí hay una diferncia con Chile y Paraguay, en donde en solo 6 meses las causas van a juicio oral.

–En ese sentido ¿se pueden mencionar como ejemplo los últimos avances de las causas por supuesto enriquecimiento ilícito del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime?

–Sí. A partir de que se fue del Gobierno las causas -porque tiene varias en estado de investigación- empezaron a retomar vida. El juez federal Norberto Oyarbide confirmó días atrás que Jaime y su familia directa tienen prohibido salir del país por orden suya. Además se le han embargado bienes. En el ámbito de las compañías, se podrían citar las causas de la empresa del grupo francés Thales, que tenía también varias pero muy paradas.Una vez que perdió la concesión del espacio radioeléctrico, las investigaciones tomaron vuelo.

–¿A ustedes le es difícil acceder a las causas?

–Sí. Desde ACIJ hacemos un monitoreo muy fino sobre cómo trabaja la Justicia para resolver las causas por corrupción. De 100 causas que manejamos sólo en 30 de ellas pudimos acceder a los expedientes. Lo cierto es que las investigaciones se manejan en la más absoluta oscuridad. La mayoría de los jueces son reacios a que se hagan públicas las causas y esto dificulta la trasparencia procesal.

Por Victoria Urdinez

El Cronista

Deje un comentario